8 tips para mejorar el aire de tu casa

Estudios como el de la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency en Estados Unidos), ha demostrado que el aire del interior de las casas está más contaminado que el exterior (y sabemos que sobretodo en las ciudades el aire exterior está altamente contaminado, así que imagina esta comparación); el aire al interior de casa, es una parte importante del problema de la contaminación química, que preocupa enormemente a la comunidad científica, a instituciones como la Organización Mundial De La Salud (OMS) y la Comisión Europea. Diferentes declaraciones científicas internacionales, como la Declaración Internacional sobre los Peligros Sanitarios de la Contaminación Química (Llamamiento de París) o, entre otras, la declaración de Praga sobre la Disrupción Endocrina, han llamado la atención sobre la gravedad del problema sanitario que está creando la contaminación química.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cerca de un 24% de la carga global de enfermedad y un 23% de la mortalidad, se deben a factores ambientales. Diversos estudios y voces se están alzando desde hace años haciendo llamadas de alerta, asociando sustancias químicas tóxicas, altamente peligrosas por su exposición diaria y en diferentes productos (cócteles de sustancias) al crecimiento de problemas de salud como el cáncer (mama, testículos, próstata, páncreas, leucemias), problemas reproductivos, infertilidad, sub-fertilidad y mala calidad del semen); las alteraciones inmunológicas (alergias, asma, caída de las defensas), los desarreglos metabólicos que llevan a un incremento de las tasas de obesidad, la diabetes, las malformaciones congénitas, adelanto de la pubertad en las niñas o problemas cognitivos infantiles, trastornos de aprendizaje y conducta en niños  entre otros. Pero frente a estos llamados de atención las grandes industrias beneficiadas por sus altos niveles de crecimiento anual y gobiernos pasivos poco preocupados por la salud ambiental parecen no escuchar.

Y es que realmente nos creíamos tan astutos al pensar que aunque la producción de química sintética (dañina) ha experimentado un boom en las últimas décadas (en 1930 se producía un millón de toneladas anuales en el mundo, hoy son más de 800 millones de toneladas) han crecido el número de sustancias nuevas (sustancias sintéticas), que no existían en la Naturaleza, y que el hombre ha creado a millares; tantas ya, que ni siquiera se sabe exactamente cuántas hay. En Europa se pre registraron hace unos años unas 143.000 y cada año miles de nuevas sustancias salen al mercado sin ser antes estudiadas sus consecuencias en la salud humana y medio ambiente; regresar a lo natural es un gran resguardo para la salud de nuestros hijos, la nuestra y la de nuestras familias.

Estados Unidos que enfrenta esta contaminación de aire al interior de las casas, parece ser uno de los países que van a la vanguardia, sin embargo Europa y Latinoamérica no se excluye de este fenómeno, pero en ventaja en estos países sus habitantes con mayor frecuencia fomentan la ventilación en sus casas, abriendo ventanas y puertas, cosa que no sucede con frecuencia en los Estados Unidos. Sin embargo aún ventilar no es suficiente si dentro de casa hay humo de cigarrillo, ácaros del polvo, esporas de moho, polen, caspa de mascotas. Asimismo en nuestras casas convivimos a diario con sustancias químicas prejudiciales (compuestos que entran a través de la piel, por la vía respiratoria o digestiva, pasan al torrente circulatorio y por la sangre se distribuyen por todo el organismo, pasan a las células de los tejidos y en algunos tienen efectos tóxicos importantes, señalan los expertos). Podríamos preguntarnos cómo terminan estas sustancias en nuestros hogares, y la respuesta es que se integran en la composición de numerosos productos o materiales de construcción y decoración como velas, aislantes, pinturas, recubrimientos, plásticos, juguetes, madera tratada, alfombras, muebles, equipos electrónicos, materiales sintéticos (cortinas, cojines, ropa de cama; solo como ejemplo) uso de pesticidas domésticos en jardines, productos de aseo e higiene personal (en su mayoría cargados de fragancias) agua del grifo, alimentos (entre ellos alimentos enlatados) productos de limpieza y ambientales, utensilios de cocina y otros objetos presentes en nuestras casas. Y esto es porque muchos de estos materiales pueden estar liberando Monóxido de Carbono, óxidos de nitrógeno, plaguicidas organofosforados, radón, retardantes de llama, tricloroetileno, nitrosaminas, parabenes, naftaleno, bisphenol, PVC, plomo, ftalatos, mercurio, compuestos orgánicos volátiles (COV) (benceno, formaldehino, xileno y otros) https://es.m.wikipedia.org/wiki/Compuestos_orgánicos_volátiles

Si quieres leer más sobre esto, quisiera llevarte a un artículo publicado el año pasado por la BBC Mundo, porque me parece claro y detallado, sigue este enlace: http://www.bbc.com/mundo/noticias-36708399.  AVISÓ : a continuación haré un gran paréntesis, no te pierdas… (sin embargo al pie de este artículo de la BBC Mundo, se presenta la siguiente conclusión de la doctora en Toxicología Laura Plunkett, con la cual en parte yo difiero y es la siguiente: “Muchos de estos químicos son neurotóxicos del desarrollo bien conocidos, pero todo depende de cuál sea el nivel de exposición”, explicaba la doctora en toxicología Laura Plunkett en la revista estadounidense The Atlantic y continua…  “la mayoría de la población está en contacto con niveles demasiado pequeños de los neurotóxicos identificados por los autores como para que supongan un peligro”, ¿Por qué yo difiero en parte de esta conclusión? Porque en repetidas ocasiones la OMS (Organización Mundial de la Salud), EWG (Environmental Working Group), EPA (Agencia de Protección Ambiental /Environmental Protection Agency),  Women’s Voices For The Earth, La Comisión Europea y otras organizaciones internacionales serias en temas de salud ambiental han dejado en claro, que no podemos subestimar (como pequeños) por ejemplo los niveles de los neurotóxicos con los que estamos a diario en contacto. Porque sean pequeños o grandes los niveles influyen por varios factores y entre ellos: mujeres embarazadas, bebes y niños son mayormente más vulnerables. Los años que una persona ha estado expuesta a sustancias químicas dañinas (aunque sean estas “pequeñas”). Sin embargo este reportaje de la BBC Mundo es muy interesante, te animo a leerlo; y como un sabio hombre enuncio una vez: ” Escudriñarlo todo y retened lo bueno…”).

Bueno ahora sí, cerrado este paréntesis a lo que vinimos al iniciar esta lectura;  ¿Por qué seguir estos tips? Porque este es el aire que podríamos estar respirando a diario en nuestras casas de día y de noche; recordando que si tenemos bebes o niños ellos son más vulnerables al igual que las mujeres embarazadas. Estos químicos han sido relacionados en casos de asma, alergias, enfermedades del sistema inmunológico, cáncer, problemas conductuales y de aprendizaje en niños y más. Cuando yo leí acerca de esto por primera vez e investigue con mayor detalle, yo quedé abrumada, porque yo siempre consideré que la contaminación fuera de mi casa era el peligro, nunca pensé en su interior.

Es apremiante hacer cambios. Ahora vamos a los tips:

Ventila:

Abre ventanas y puertas siempre que te sea posible. Sabemos que por seguridad, por plagas de insectos en verano, por el polen en primavera, por el clima frío en invierno y otros elementos; esto no es siempre posible. Pero hazte el hábito de ventilar habitaciones, baños, cocina y salas a diario. Por lo menos 1 hora diaria (en inviernos muy fríos 15 minutos); usar extractores al ducharse es importante (solamente sino tienes una ventana) para evitar la humedad y el moho (ya que la humedad y falta de ventilación pueden aumentar más la contaminación del aire interior), extractores de cocina siempre que enciendas la estufa (aunque siempre lo óptimo es abrir las ventanas); ventila lo más que puedas, deja que el aire circule y los rayos del sol entren a tu casa (¡esto es gratis, es vida, es salud!). Separa muebles de paredes para permitir mayor circulación de aire.

Plantas Purificadoras de Aire: 

Esta es una lista que presentó un estudio de la NASA; son plantas que perfectamente pueden estar conviviendo al interior de nuestros hogares, La Dracaena por ejemplo, es una planta purificadora del aire y a su vez adornará tu cuarto, sala o por qué no, tu cocina. (Solo ten cuidado si tienes mascotas porque es tóxica para perros y gatos; debes elegir otra). Asimismo las plantas psíquicamente transmiten tranquilidad, ayudan a relajarnos y a ver las cosas más positivas. Aquí te comparto la lista:https://en.m.wikipedia.org/wiki/NASA_Clean_Air_Study .

8-tips-para-mejorar-el-aire-de-tu-casa-1

Moso de Caracol Natural:

8-tips-para-mejorar-el-aire-de-tu-casa-2Natural ambientador de aire/purificador, absorbe exceso de humedad; contiene carbón activado que sirve como un agente de filtrado, ayuda a mantener un espacio fresco, seco y libre de olores desagradables, bacterias, alérgenos, también a limpiar el aire de algunas de las sustancias  tóxicas que pueden estar flotando alrededor de tu casa, como formaldehído, amoníaco, benceno, cloroformo gases. Después de 2 años de uso, se puede tirar en el jardín porque es biodegradable. Yo compré uno para probarlo en casa, me funciona muy bien, lo tengo en el cuarto adonde dormimos con mi bebe, estéticamente es bonito, elegí un color verde claro, hay disponible en color gris; espero adquirir pronto uno para el baño, para el carro y para la zona adonde duerme mi perro (neutraliza olores de mascotas o aun de orín) lo puedes buscar en línea.

Zapatos afuera:

Los zapatos que traemos desde afuera de casa están constantemente trayendo la suciedad, polvo, pesticidas y otros contaminantes tóxicos que podría afectar la calidad del aire interior. Es mejor quitarse los zapatos al entrar a casa e intercambiarlos por lo que podemos llamar nuestro calzado para interiores (pantuflas o sandalias) y sobre todo si tienes bebes o niños pequeños jugando en los pisos.

Lámparas del Himalay8-tips-para-mejorar-el-aire-de-tu-casa-3a:

Estas lámparas deberían estar hechas de una sal rosa del Himalaya; se conoce como purificador iónico del aire natural que extrae las toxinas del medio ambiente y las neutraliza. Realmente su color es hermoso, relajan al apreciarlas con su luz tenue. Yo no tengo una; existen quienes afirman que son eficaces y otros que no. Lo que si se, es que lucen hermosas. Si quieres probarlas se venden en línea, basta con buscarlas como “Lámparas del Himalaya”. Allí te dejo el dato, si conoces más de ellas o has tenido una, cuéntanos.

Cuida la calidad de aire:

Lo antes expuesto, la humedad, materiales de construcción, humo del cigarrillo, el polvo doméstico, el uso de productos químicos como los productos de limpieza y aseo personal, así como objetos entre otras cosas, contaminan seriamente el aire al interior de nuestras casas; por lo que es importante eliminar el mayor número de estas fuentes como sea posible y optar por alternativas más saludables, naturales y orgánicas.

Purificador de Aire:

Este es un buen recurso si se tiene el presupuesto para comprar uno de calidad. Es una inversión que considero vale la pena. Pero se pueden hacer también cambios significativos con los puntos mencionados anteriormente. *Purificador de Aire con filtro HEPA (por sus siglas en inglés: High Efficiency Particulate Air) https://es.m.wikipedia.org/wiki/HEPA es una buena selección; El filtro HEPA también puede usarse en sistemas centrales de aire frío y caliente. Asimismo los filtros de carbón activado son frecuentemente recomendados, https://es.m.wikipedia.org/wiki/Carbón_activado 

8-tips-para-mejorar-el-aire-de-tu-casa-4

Aspirar:

Cuando aspiramos las alfombras debemos hacerlo despacio para no levantar elementos indeseados sino capturarlos. Debemos aspirar con regularidad. Podemos usar para limpiarlas vinagre, bicarbonato de sodio, aceites esenciales orgánicos y de grado terapéutico (se puede sustituir por unas gotas de zumo de naranja o limón fresco) podemos de igual forma utilizar productos (para limpieza de alfombras) previamente verificados como libres de sustancias tóxicas. La aspiradora que tiene filtro HEPA, es mayormente recomendada. Sin embargo son significativamente más costosas (aunque vale la pena sobre todo si tenemos bebes, niños pequeños, mujeres embarazadas,8-tips-para-mejorar-el-aire-de-tu-casa-5 personas enfermas, ancianos en casa o muchos espacios alfombrados); sin embargo también una aspiradora sin esta característica puede ayudarnos a mantener a raya el polvo, suciedad y algunos contaminantes del aire. Si el caso es barrer, debe hacerse de igual forma despacio a fin de evitar que el polvo doméstico con sustancias indeseables al ser

removido se quede flotando en el aire; un trapeador húmedo ayudara. No olvidar vaciar el contenedor de basura de la aspiradora, así como limpiar palas o escobas fuera de casa.

Bueno, sin tiempo que perder, a mejorar el aire interior de nuestras casas se ha dicho. Pequeños cambios pueden hacer la diferencia, así que no te preocupes si no puedes seguir todos los tips a la misma vez. Alguien dijo: Si lo “perfecto” no es ahora una opción para mí; lo “bueno” será suficiente..

Si te fue útil este artículo siéntete libre de compartirlo y dejar tus comentarios

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s